Cantón Coquiamita, Sonsonate.

Es uno de los lugares identificados como de extrema pobreza de nuestro país. Se lleva la Palabra de Dios cada 15 días y se monitorea un Proyecto de Desarrollo Comunitario. Un trabajo que se inició de manera providencial después de un lamentable y trágico accidente.

 

 

Bajo la supervisión pastoral de Nelson y Sandra Barrera los misioneros Fred Navarrete   y Elmer Jerez, junto con sus familias y todo un equipo de hermanos y hermanas de la congregación han estado sirviendo en este canton por varios años, desde que Fred y su esposa Rita decidieron apoyar emocionalmente a Verónica empleada en su casa, miembro de la congregación y oriunda del cantón, ya que había perdido a su hermano en un trágico accidente, en el que perdieron la vida 27 personas y que enlutó a todo el cantón.

 

Los hermanos Fred y Elmer laboran en Instituciones Financieras de la Banca del país, dedicando cada quince días el día domingo a la labor misionera, además de otras actividades relacionadas con esta labor. Ambos, junto con sus esposas, dirigen grupos de pacto para el discipulado miembros de la congregación de San Salvador.

 

Los miembros del equipo misionero de apoyo que les acompañan, en su mayoría son profesionales y estudiantes que dedican tiempo para la labor misionera.

 

Actividades de ayuda con víveres, consultas médicas, enseñanza bíblica, asesoría en organización para el desarrollo han sido realizadas, lo cual ha impactado la vida de la comunidad entera.