El ministerio de Alabanza tiene como objetivo poner el reino de las artes a los pies de Jesucristo para que, reunidos con el pueblo de Dios, celebremos de todo corazón para el Rey Eterno Fiestas de Adoración.

 "El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos." Apocalipsis 11:15.

Las áreas del ministerio en las que se puede servir son: Canto, Música,  Sonido, Danza, Drama y Audiovisuales.

“Los cantores van delante, los músicos atrás y en medio las doncellas con panderos...(danzando)”  ¡Bendecid a Dios en las congregaciones… vosotros descendientes de Israel!”  Salmos 68:25-26.