¡ES UN BUEN MOMENTO PARA ANUNCIAR SANIDAD!

Si escuchas atentamente la voz del SEÑOR tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, el SEÑOR, soy tu sanador. Éxodo 15:26.

 

Conociendo mi llamado, venciendo la carne

Pastor Juan M. Isaí Martínez

 

Qué frustante llegaría a ser para un atleta no participar de la competencia para la cual se ha preparado con tanta anticipación.

 

La esperanza de las naciones!

Obispo Juan Manuel Martínez
 

Col 1:27-28: A éstos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria. A este Cristo proclamamos, aconsejando y enseñando con toda sabiduría a todos los seres humanos, para presentarlos a todos perfectos en él.

El Señor nuestro Dios está abriendo camino en nuestro corazón para manifestarse poderosamente a su pueblo:

 

1a. Ped. 4:10-11 Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

DOS MILENIOS DE ESPERA

Extracto de artículo de Óscar Margenet Nadal
Fuente: Protestante Digital
 
La inminencia de la segunda venida de nuestro amado Señor Jesucristo mantuvo encendida la esperanza de los fieles creyentes a lo largo de la historia de Su iglesia; en especial, en las horas de persecución y martirio de millones de ellos en toda la tierra, hasta el día de hoy.

LA VENIDA DE CRISTO

Extracto de artículo publicado por Juan Stam
Fuente: http://juanstam.com/
 
En 1943 Oscar Cullmann sorprendió al mundo teológico europeo con un extenso artículo sobre “La vuelta de Cristo, esperanza de la Iglesia”.(1973:55-74). (...)Cullmann afirma:

¿Para qué volverá Cristo a esta tierra?  

(PARTE II)
Por Juan Stam
 
Llama la atención que ningún texto del Nuevo Testamento afirma que el propósito del retorno de Cristo es el de “levantar su iglesia”. Aún en 1 Tes 4:17, único texto que afirma explícitamente que “seremos arrebatados”, ese “rapto” no es más que transporte “al encuentro con él” que nada tiene que ver con escaparnos de la “gran tribulación”. Su venida no sera “Operación Rescate” sino “Operación Reinado”. Es la falta de una teología del reino que nos hace buscar la lógica de la venida de Cristo en otras cosas erradas.