LOS SIETE PILARES DE LA SALUD

PILAR # 5

EL EJERCICIO
 
Debemos quitar de nuestra mente las ideas equivocadas acerca del ejercicio, nuestros cuerpos han sido diseñados por Dios para moverse constantemente, cuando nos volvemos sedentarios nos enfermamos.  Nuestro máximo ejemplo de vida es JESUCRISTO, y  El caminaba, no era sedentario, lo hacía de forma natural como parte de su estilo de vida en la tierra. Se cree que desde que tenía 5 años hasta los treinta, muy probablemente caminó unos  34,700 kms.
El ejercicio remueve las aguas del cuerpo y nos lleva a respirar profundamente.
 
Remover las aguas  con ejercicio es esencial, nuestros cuerpos son 2/3 partes de agua, cuando ésta se estanca produce enfermedad y se vuelve tóxica.
Cuando el agua se mueve hay vida, veamos los ríos y las cataratas hermosas y atractivas.  El ejercicio refresca el cuerpo, lo limpia de toxinas y basura celular, agudiza la mente y nos da fuerza y energía. Cuando se estanca nuestro cuerpo somos propensos a enfermedades.

 
BENEFICIOS:
 
    Aumenta la capacidad pulmonar y el nivel de energía.
    Mejora el fluido linfático. Alivia el dolor.
    Mejora la digestión y produce los movimientos peristálticos del intestino.
    Aumenta la transpiración, le desintoxica.
    El ejercicio previene el cáncer,  los ataques al corazón o enfermedades cardiacas y la diabetes. Ayuda a controlar el azúcar en sangre. Previene resfriados y gripes.
    Proporciona un sueño descansado. Disminuye el stress. Reduce la depresión.
    Fomenta la pérdida de peso y disminuye el apetito.
    Retrasa el proceso de envejecimiento. Produce huesos fuertes.
    Mejora la retención de la memoria y el tiempo de reacción. Retrasa el Alzheimer y previene el Parkinson.  

 
COMO COMENZAR.
 
1.    Júntese a otros para caminar y comience. Comprométanse el uno con el otro y ayúdense a cumplir sus metas. Planifique tiempos compartidos de actividades al aire libre con sus hijos, nietos, conyugue  sus amigos, o su Grupo de Pacto
2.    Comience caminando, incluyendo la respiración profunda, 3 veces por semana, incrementando poco a poco hasta llegar a 30 minutos como mínimo.
3.    Tenga un horario regular, busque el tiempo oportuno y más conveniente, que no interfiera con sus actividades diarias, y no hacerlo 3 horas antes de dormir.
4.    Elija la actividad que más le guste como caminar, trotar, aeróbicos, nadar, jugar basketbol, fútbol, etc.
5.    Utilice las gradas en lugar del ascensor, aparque su vehículo unos metros más alejado de la entrada de su trabajo o el supermercado, para así caminar un poco más.
6.    Busque su par de tenis, use zapatos cómodos que no le causen malestar al momento de ejercitarse.
7.    Mentalícese en ejercitarse de por vida, que sea parte de su rutina diaria, no importa su edad, nunca es tarde para comenzar y los beneficios son  muchos.
8.    Dé el primer paso, siempre es el más difícil, luego vera que le resultara fácil y lo disfrutara mucho.