SALUD DIVINA

PILAR # 6

 

JESÚS ES LA PROMESA SANTIFICADORA

 

Cristo, el que santifica a su Pueblo

Así pues, queridos hermanos, estas son las promesas que tenemos. Por eso debemos mantenernos limpios de todo lo que pueda mancharnos, tanto en el cuerpo como en el espíritu; y en el temor de Dios procuremos alcanzar una completa santidad. 2 Corintios 7:1 DHH

Dios diseñó el cuerpo para desintoxicarse a sí mismo. ¿Y el Cuerpo de Cristo?

¿Qué nos dice el Espíritu Santo sobre la santificación de la iglesia?

1.      El peligro de la contaminación. “Lo que puede mancharnos”

a.      Lo que sale de la boca (lo que entra por los oídos) Santiago 3:6

b.      Lo que entra por los ojos. Mateo 6:22-23

c.       Relaciones que contaminan. 1ª Tesalonicenses

 

2.     Cristo, la Promesa que nos santifica. 2 Co. 6:16-18

a.      La promesa es la Presencia de Dios en medio de un Pueblo Santo

 

b.      El poder santificador viene de la Promesa. Efesios 5: 25-27

 

3.      Entonces, santifiquémonos... Hechos 2:38-40; Josué 3:5; Éxodo 19:10-11

a.      Cortar con la fuente de la contami

i.      Renunciar a lo oculto

ii.      Confesar mi pecado

iii.      Abandonar el pecado                                                        

b.      Abrir la fuente de la santificación

i.      La Palabra de Dios                                                            

ii.      Oración

iii.      Alabanza

iv.      Obediencia